2.09.2007

Qué es un Theremín






La primera vez que escuché hablar de un theremin, pensé que era algún personaje de las caricaturas. Cuando vi uno en acción en el Museo del Chopo, parecía algo mágico. Lo cierto es que es un instrumento científico basado en la electricidad. Míralo en
Acción


Theremin por Masami Takeuchi interpreta The Swan


Carolina Eyck


Sigue leyendo para que te enteres qué es este aparato.


La mayor parte de los theremines consisten en un gabinete del cual salen dos antenas, una hacia arriba y una hacia la izquierda (desde el punto de vista del ejecutante). La música se produce cuando el intérprete mueve las manos en las proximidades de las antenas, pero sin tocarlas. Una de las antenas controla el tono del sonido, mientras que la otra maneja el volumen.

Originalmente, el timbre de los theremines se asemejaba a algo entre un violonchelo y una voz humana: no en vano su inventor, además de físico, era violonchelista. Hoy en día existen incluso modelos que participan de la tecnología midi, lo cual les posibilita tener, virtualmente, cualquier timbre que se desee utilizando un sampler o muestreador. Actualmente existen multitud de firmas que comercializan versiones transistorizadas de teremines (los originales estaban fabricados con las, entonces novedosas, válvulas de vacío). Posiblemente la casa Big Briar (antes Moog) sea la que goza de mayor reconocimiento en la fabricación de teremines, y su modelo Etherwave Standard se puede calificar como el estándar de calidad de sonido en el mercado actual de teremines a transistores.

Lev Sergeievitch Termen ("Léon Thérémin")


Lev Sergeievitch Termen nació en Leningrado (actual San Petersburgo) en 1896. El futuro inventor del theremin escribe: "Comencé a estudiar electricidad a los 7 años y música a los 9. Amé la música desde la infancia, porque la sentía como algo vivo y real. Cuando comencé a tocar el cello, me confundía la contradicción entre la música y la forma en que la obtenía: a través del movimiento del arco, a la manera de un serrucho mientras oprimía las cuerdas con los dedos. Siempre había deseado encontrar una forma de unir mi pasión por la electricidad con la que sentía por la música. A los 13 años descubrí las altas frecuencias y los transformadores Tela. Tomé en una mano una vara de metal de tamaño medio y obtuve una chispa de alto voltaje acompañada de un sonido de alta frecuencia, observando que un cambio en la distancia causaba una variación en el tono del sonido. En 1920, por invitación del profesor A. F. Yoffe, volví al Instituto de Ciencias Físicas, Tecnológicas y de Radio, que él dirigía. Más tarde me pusieron a cargo del laboratorio de osciladores eléctricos. Diseñé una técnica que permitía la medición de la temperatura de un gas y un sistema de señales eléctricas que detectaba el movimiento de un hombre dentro de un radio de 4 ó 5 metros. Este método me permitía detectar cambios en la distancia de una magnitud de 0,0001".


El theremin está basado en el mismo principio. Moviendo la mano hacia el electrodo cambia el tono del sonido en un rango de 3 a 4 octavas. Termen mostró el instrumento a su mentor Yoffe, que de inmediato se fascinó con él y convocó a una reunión de todos los miembros del laboratorio. Luego de la demostración, el inventor-músico recibió una cerrada ovación. En noviembre de 1920 dio su primer concierto de theremin ante los estudiantes de la Facultad de Mecánica. El volumen, que antes se controlaba mediante un pedal, obedecía ahora a los movimientos de la mano en las cercanías de la antena izquierda. Desde afuera, los movimientos del thereminista parecían ahora los de un experto director de orquesta.

Termen solicitó la patente de su invento el 23 de junio de 1921, la que le fue otorgada por las autoridades soviéticas tres años más tarde.

En aquellos tiempos, toda la ciencia comunista estaba dedicada a la electrificación rural de la nación entera (menudo trabajo), y, cuando el inventor dio un concierto ante el Sindicato Electromecánico, brazo ejecutor del esfuerzo de modernizar la URSS, el theremin se convirtió en un gran suceso. De hecho, el concierto salió publicado en los dos diarios oficiales rusos, Pravda e Izvestyia, y los periodistas bautizaron el extraño pero delicioso instrumento con el nombre de termevox, contracción de la alocución francesa à voix de Termen, "la voz de Termen". Pero la trascendencia del invento siguió aumentando.

Escuchemos a Termen: "En mayo del ´22 tuve la dicha de conocer personalmente a Vladimir Illyitch Lenin, quien me invitó al Kremlin para que le hiciese una demostración del instrumento en su oficina. Me felicitó por mis investigaciones y se puso a tocar él mismo, que de por sí tenía un gran oído musical". El líder revolucionario dijo a Termen que creía que su trabajo era un avance en el campo de las nuevas energías renovables (la electricidad entre ellas) y en los proyectos de investigación que tendrían lugar en el plan de electrificación de la URSS completa. "Me dio luego un salvoconducto que me permitía viajar por toda la nación para dar mis conciertos, y me dijo que fuera a verlo si lo necesitaba para algo", recuerda Termen.

Termen viajó por toda la Unión Soviética dando conciertos con el termevox, y luego fue comisionado por el gobierno para mostrarlo en los países occidentales: Termen afrancesó su nombre ("Léon Thérémin" en lugar de Lev Termen) y pronto llegó a los EEUU, donde el nombre del instrumento pasó a ser el apellido galicizado de su creador: the theremin, que es como lo conocemos hoy.



El funcionamiento del theremin es tan simple que parece una broma. Termen lo describe de la siguiente manera: "Se obtienen fácilmente sonidos de tono variable utilizando una corriente alterna de frecuencia también variable. Se coloca una pequeña varilla vertical a modo de antena, lo que genera ondas electromagnéticas de muy débil intensidad alrededor de la misma. Estas ondas tienen una longitud y una frecuencia definidas: la aproximación de una mano, que es un conductor eléctrico, altera la configuración del campo electromagnético que rodea a la antena, cambia su capacitancia y, por lo tanto, afecta la frecuencia de la corriente alterna generada en el instrumento. De esta manera, se produce una suerte de ´toque invisible´ en el espacio que circunda la antena, y, de la misma manera en que en un cello la presión de un dedo sobre la cuerda produce un sonido tanto más agudo cuanto más se acerca el dedo al puente, en el theremin el tono se incrementa cuanto más se acerca la mano a la antena. Del mismo modo, la intensidad del tono cambia al aproximar una mano a la otra antena, de forma circular, alrededor de la cual se forman ondas electromagnéticas siguiendo el mismo principio. La aproximación de una mano produce un cambio en la intensidad de la corriente alterna que produce el tono. Así, levantando la mano por encima de la antena horizontal en forma de anillo la nota crece en volumen, mientras que bajando la mano por debajo de ella se hace más débil, hasta morir en el medio del más suave pianissimo".


El sonido del theremin se produce según el principio del heterodino, con un oscilador de frecuencia variable superponiendo y afectando la oscilación de un oscilador de frecuencia fija (en realidad, la de aquél se resta de la de éste). La frecuencia resultante cae dentro del rango audible para el oído humano, y esto es lo que escuchamos a través de un parlante. La frecuencia del oscilador fijo es de 170 KHz y la del variable oscila entre 168 y 170 KHz. Ello deja frecuencias audibles de 0 a 2 KHz para ejecutar el instrumento.


El theremin fue mostrado al público en general en la Feria Industrial de Moscú de 1920 y, poco más tarde, se fabricaron 600 instrumentos por orden de Lenin, que, para esa época, ya estaba tomando clases de theremin con el propio Termen.

Información: Wikipedia, Theremin world, Lev Sergeievitch Termen: The Inventor of the Theremin



3 comentarios:

Óscar dijo...

El theremin nos apasiona a unos cientos ... ;)

Por cierto, el video de mi amiguilla Carolina tiene su apellido mal en youtube: es Eyck. :P

Óscar dijo...

Ya puestos a hablar del theremin, no puedo dejar de citar con tu permiso nuestra web de encuentro en español: Theremin Hispano, por si no la conocías

Silvia Castro Chávez dijo...

Gracias por la corrección y la recomendación, seguro que los visitaré. Bye!

 
Elegant de BlogMundi