11.29.2006

Pobre México, vuelves a ser el hazmerreír del mundo

Definitivamente este no es un blog de política. Sólo toco el tema porque soy mexicana y estoy indignada. El año pasado pagué más de veinte mil pesos de impuestos (1800 Usdll), Impuestos que entre otras cosas sirve para pagar los sueldos de... estos pelados que ven acá bajo, quienes se dicen nuestros representantes. Já, ja, ja. Me defiendo mejor sola. Gracias. Después de ver esto se nos aclara porque Oaxaca está amotinado, porque Guerrero y Chiapas tienen sus guerrillas. Pues si estos señores nos hacen ver que la ley de la selva es la que impera en este país, que no le basta con ser tercermundista, ni tener uno de los índices de corrupción más altos del planeta y una economía que pende de un hilo. Todavía tenemos que aguantar niñerías que nos cuestan 13000 USdll. por diputado. Para que estén avergonzándonos ante el mundo. Observen esta imagen. La encontré hoy en varios blogs de Rusia... de Rusia, háganme el favor, es decir que todos ya se han reído de nosotros hoy, y no es para menos. Dicen que no son rateros, pues si robarse el sueldo no es robar, no sé que lo es. Qué pena nos dan.

2 comentarios:

idou_picio dijo...

Me parace que lo que está pasando en la Cámara de Diputados es un reflejo de la crispación que sucede en las calles cuando se habla de política.

A veces los intercambios de opiniones, entre nosostros los ciudadanos, estan mediados por una agresión contenida (y otras veces no tan contenida) que es propiciada y alentada en las estructuras políticas, y no sólo propiciada sino continuada en la ciudadanía, sea en los medios de comunicación.

Actualmente, para dar una opinión sobre la política, uno tiene previamente qué definirse hacia un bando, paraciera que los puntos intermedios no valen en una discusión, pareciera que todo se agota en tomar exclusivamente una vía de dos.

Silvia Castro Chávez dijo...

Buen comentario idou_picio, es sólo que me parece tan confuso que las vías de resolución de problemas inteligentes, como el diálogo, el debate público, etc. ni siquiera sean consideradas por los dirigentes, que en teoría deberían ejemplificar la conducta popular. Sino todo lo contrario y la verdad te soy sincera, el país parece como un niño malcriado que va creciendo y pareciera que va en pos de convertirse en un delincuente. No hay mano dura, no hay conductas que aprender. Eso me da un poco de miedo. Chao!

 
Elegant de BlogMundi